-----------------------------------------------------------------------

.: febrero 2008

04 febrero, 2008

Foto: abc.com

Ugly me
Me fanaticé de "Ugly Betty" desde que la empezaron a dar acá en Chile. Después de un año de ver como esta serie se ganaba todos los Golden Globes, los SAG, y otros al final era casi obligación verla por tres motivos: primero, para ver cuán parecida y qué tan distinta podría llegar a ser de la original "Betty la fea"; segundo, para ver qué tan buena era y si todos los premios gringos ganados valían efectivamente; y tercero, just because, porque después de que en E! y en otros lados se hablara tanto del asunto en cuestión y uno sin idea de cómo era, había que verla para no quedar con la bala pasada.

Anyway
, al principio me gusto, como cualquier otra serie buena. Pero al segundo capítulo ya pude ver qué tan buena era. La mezcla perfecta: una adaptación de la historia y del guión a lo estadounidense que superó mis expectativas, la mezcla de un buen y extenso wardrobe (ropa preciosa que dan ganas de tener), gente linda (pero en serio), Vanessa Williams (mina y pesada), Salma Hayek (por fin no haciendo el papel de la típica mexicana. O sea, mexicana, pero mina, exitosa y estilosa), personajes caricaturescos pero no por eso ridículos (Marc o Justin) y los cameos de celebrities de moda que ya "Will&Grace" había probado que funcionan muy bien en la pantalla.

Pero sobre todo algo bueno que tiene es el personaje de Betty. En la original la pobre tipa, además de ser fea, era resignada, sumisa, callada, y a pesar de que tenía sendo currículum y título universitario, no hacía nada y se quedaba en la oscuridad de un closet oficinero opacada por su fealdad, obedeciendo y admirando a su "Don Armando". En cambio la Betty gringa es diferente. Ella es fea, sí, pero ni tanto. Más que nada tiene mal gusto y no se ha dado el tiempo suficiente para depilarse las cejas e ir al dentista a que le saquen los frenillos de puber. Esta Betty es fea pero no tonta. Sabe que es seca y, de hecho, sabe que serlo es el camino que la va a sacar de Queens y la va a establacer en Manhattan definitivamente. Betty, la fea de Queens, quiere ser una "New York Woman" y lo logra un poco más en cada capítulo.

Manhattan versus Queens. Henry versus Walter. Conflictos que, más allá de lo que verdaderamente son en la serie, yo también tengo. Tengo mi Manhattan, mi Queens, mi Walter y mi Henry y eso es lo que me gusta, que perfectamente podría ser yo. Con 22 años, queriendo triunfar y con la película más que clara de lo dificil que es esto, pero también teniendo claro que las decisiones que tomamos son lo que nos conforman. Mis desiciones ya las voy tomando y no me arrepiento de ellas. Soy ambiciosa y para bien o para mal, eso es lo que me hace estar en una constante incomodidad, que me lleva a hacer las cosas, a ser diferente y mejor. No quiero ser una cola de mis papás por siempre, aunque pueda darme el lujo de serlo; no quiero depender de nadie ni quedarme con "lo que pudo ser" en vez de empezar desde ahora a cosechar logros. No quiero ni Queens ni a Walter. Ugly, ugly me.


2005 - 2009 Just Give me a Break
Algunos derechos reservados