-----------------------------------------------------------------------

.: agosto 2006

29 agosto, 2006

¿Does the sun always shines on TV?

Qué chori, qué entrete, qué cool ¡Qué top que es "la tele"! Ser reportero ashi shuper loco y salir a la calle y hablar con la gente; el contacto personal con tu sociedad y el mundo que te rodea. Ser notero de matinal y jugar a quién revienta más globos con la señora Juanita. Ser panelista de programa farandulero, donde la proporción trabajo-dinero es "a más webadas habladas más plata ganada". O mucho mejor, tener un talk show y cuando la gente piense que no puede quedar más la cagada, decir "¡que entre el marido infiel!" y la mujer lo agarré a cachetadas con guardias de seguridad incluidos.
So cool playing to be a journalist. El asunto es que, cuando uno quiere ser un verdadero periodista, the sun not always shines on TV. Eso se aprende en Taller I: Televisión, also know as Taller I: Introducción a la pelea.
Partamos de la premisa que no toda la gente que entra a una carrera sirve realmente para la misma. Periodismo, no es la excepción. Como bien nos dijo la seca de Claudia Godoy, alias "yo atrapé a Paul Schaffer", somos periodistas desde el momento en que estudiamos. Hay que creerse el cuento. Y como digo yo, alias "autodenominada seca y con conciencia de serlo", si tú no te crees el cuento nadie te lo va a comprar.
Reportear en sí es lo mejor. Y si, además, lo pasas bien haciéndolo, mucho mejor. Pero el problema no radica ahí. No no, tse tse. El meollo del asunto (como a mucha gente le gusta decir) comienza en la edición. A pesar de que se cuenta con la infraestructura y todo lo que es tecnología de punta (como a mucha más gente le agrada decir), las cosas no son tan fáciles. ¡Y nadie quiere que lo sean! Pero, oh my gosh, vivir casi la Third World War todos los miércoles en el momento de bajar a las editoras, no es para nada agradable. La Ilustre Facultad de Comunicaciones, desde el piso -2 para abajo, está bastante escasa en lo que a amenidad respecta.
Sí, teman. Porque usted es un alumno que hace sus trabajos, es amable, simpatico, rico-buena onda y que, en el más petulante de los casos, está pagando (PA-GAN-DO) por un servicio. ¿Para qué? Para que al final del día un par de personas encargadas de los aparatos tecnológicos del subterraneo underworld y de ayudar, lo rete, lo miré mal, no atienda sus dudas y, en el peor de los casos, le grite diciéndole "¡¡Pero yo les dije que no grabaran más de cinco minutos!!" o un incomprensible "¡Entonces, échate el curso!". Raro, pero entre tanto Juanito, Pedrito o Ricardito encargados de ayudarnos, no logran mucho.
Anyway nº 1! Filo con ellos. Anyway nº 2! El stress diario de un noticiario, no es lo que me llama.El reporteo a largo plazo sí que es lo mio. Ya sea escrito, televisivo o radial (todo lo que es la voz FM). El periodismo corporativo, también. Y la gestión y administración de medios, me mata. Ahora, si tengo suerte, me verán viajando por el mundo, comiendo freakialidades y calificando hoteles en mi propio programa en People & Arts o Discovery Travel & Living. Soñar es gratis.


2005 - 2009 Just Give me a Break
Algunos derechos reservados